Purifica tu mente con la limpieza de la casa

En: Salud y bienestar 12/07/2017 Comentario: 0

Para los monjes budistas la limpieza del templo es un ejercicio espiritual. Desde la antigüedad los japoneses han entendido que esta tarea es esencial y no solo lo hacen porque el espacio esté sucio o desordenado sino para “librar al espíritu de cualquier sombra que lo nuble”.

El libro Manual de limpieza de un monje budista de Keisuke Matsumoto reflexiona sobre el orden y la limpieza con la importancia que tendría cualquier otro acto filosófico o espiritual. Te desvelamos algunas claves de este libro para que el orden también te ayude a purificar tu alma.

Limpiar nos conecta con la naturaleza: Cuando realizamos la limpieza de la casa o del jardín en invierno podemos sentir el aire gélido de la mañana o el bochorno cuando llega el verano. Pero no hay nada de malo en esto. Matsumoto explica que los espacios en donde hay aire acondicionado se “rechaza la comunicación con la naturaleza”. Por eso recomienda sentir el calor y el frío más puro.  

El cuidado de la casa es un trabajo de equipo: Los monjes budistas se reparten las tareas y cambian de funciones. De esta forma, la limpieza de un templo es un auténtico trabajo en equipo. Ellos se fijan atentamente en qué limpia el resto para conocer cuál es su función más útil y dedicarse a trabajar con iniciativa y provecho. Dentro de una casa debería ser exactamente igual. Según explica el autor, esta es una “experiencia única para aprender que nuestra existencia no solo nos atañe a nosotros”. También es útil para educar a los niños y “fortalecer los vínculos del corazón”: Todos deben limpiar y ordenar la casa de manera conjunta pensando en los demás.

La limpieza nos ayuda a adaptarnos al tiempo: Hay muchas tareas que se pueden hacer a diario sin que la climatología sea un impedimento. Si no es posible realizar tareas en el jardín porque llueve, entonces se puede seguir trabajando dentro de casa. ¿Sabías que un monje budista dedica una tercera parte de su día únicamente a la limpieza?

- No vayas a dormir con preocupaciones: En Manual de limpieza de un monje budistase aconseja que vivas el día plenamente. Para conseguirlo no se pueden arrastrar preocupaciones de la jornada anterior. Por eso nos debemos de ocupar de la suciedad, la colada o el desorden antes de descansar. Si no lo hacemos estaremos sembrando pensamientos negativos. Matsumoto aconseja: “No dejemos para mañana lo que podamos hacer hoy, y disfrutemos del día a día”.

¿Habías pensado alguna vez que las tareas domésticas pudieran ser una de las claves para encontrar la armonía y la serenidad? En la tienda ecológica Tu Biotienda podrás comprar productos biológicos online que te ayudarán a cuidar todos los espacios de tu casa de forma respetuosa con el medio ambiente. 

Comentarios

Deje su comentario