Espelta, el cereal milenario

En: Nutrición y alimentación 24/08/2017 Comentario: 0

La espelta es un cereal especialmente resistente y tiene muchas propiedades nutricionales. ¿Sabías que su producción es más costosa que la del trigo porque el proceso de quitar la cáscara que envuelve al grano es complicado? ¿O que se debe amasar con mucho cuidado porque es muy frágil? Te explicamos cuáles son las propiedades nutricionales de este cereal, tan nutritivo como resistente. 

La espelta tiene una larga historia aunque ha sido prácticamente un cereal olvidado en nuestra gastronomía. Al parecer, su laborioso proceso de producción y de panificación fue una de las causas por las que se prefirió introducir el trigo en lugar de la espelta. Aunque empezó a cultivarse en Irán hace más de 7.000 años y llegó a Europa en la Edad Media, comenzó a descartarse cuando surgió la mecanización agrícola. Su cascarilla no se desprende con facilidad y, precisamente esto, es lo que dificulta el proceso de recolección.

Sin embargo, esta característica hace que la espelta sea muy resistente y puede ser cultivada con menores cantidades de pesticidas y herbicidas. También soporta muy bien el frío, resiste las plagas y las enfermedades, aguanta la escasez de agua y puede adaptarse muy bien a los contrastes climáticos. Por eso, este cereal milenario súper resistente, es ideal para el cultivo ecológico.

“Otra curiosidad de la espelta es que, bajo su tranquila apariencia, esconde una fuerza interior que brilla en la fermentación natural. Cuando usamos harinas flojas de trigo común, la fermentación natural da a veces muchos problemas: gluten degradado, exceso de actividad enzimática o de acidez. Con la espelta de calidad, y no me preguntéis por qué, la fermentación natural va como la seda, la masa madre se siente como en casa y podemos retardar la fermentación y usar grandes cantidades de fermento natural para producir panes maravillosos”. Así explican las virtudes de la espelta durante el proceso de panificación en Panarras, una web entregada a difundir cómo hacer pan en casa y en donde detallan, además, la receta del pan de espelta integral casero.

¿Cuáles son los beneficios de la espelta? 

La espelta es una joya nutricional. Ayuda a tener un mejor aspecto de la piel, mejora los problemas de acné y consigue eliminar las cicatrices cutáneas porque es rica en vitaminas E, B1, B2, proteínas, betacarotenos y oligoelementos. Esta combinación hace que la reparación de las células y los tejidos del organismo sea rápida y sólida. Además, hace que el cabello y las uñas crezcan más fuertes y sanos.

También es un ingrediente muy indicado para los deportistas porque la energía de la espelta es estable y duradera. También tiene triptófano, un aminoácido esencial que consigue que nos sintamos de buen humor, favorece el equilibrio emocional y mental y tiene la capacidad de regular el sueño.  

Además, la espelta es muy suave y puede ser dirigida sin problemas. En nuestra tienda biológica online podéis encontrar pan, galletas, magdalenas, macarrones, espaguetis, galletas saladas o cereales de espelta. ¿Cuál os apetece probar hoy?

Comentarios

Deje su comentario