Cuídate como en la prehistoria con la dieta paleo

En: Nutrición y alimentación 20/02/2017 Comentario: 0

Seguir una dieta requiere tiempo, paciencia y fuerza de voluntad. Sin embargo, si hablamos de un tipo de régimen que te permita comer prácticamente de todo y de forma saludable, la cosa cambia. Este es el caso de la famosa dieta paleolítica. 

Estar sanos y perder peso son dos grandes propósitos que surgen cada cierto tiempo. Para ello, el gimnasio y las dietas son las soluciones más demandas para conseguir estos objetivos. Entre las más populares está la dieta de la alcachofa, la dieta Dunkan, la vegetariana o la mediterránea; sin embargo hay una que está subiendo puestos en la lista de regímenes para perder peso y que, según muchos usuarios, es todo un éxito. Se trata de la dieta paleolítica o paleo, considerada como una de las dietas de 2015 más saludables para reducir peso según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad.

La dieta paleo va más allá de un tipo de régimen: es una filosofía, un estilo de vida que apuesta por volver a los orígenes de cuando el ser humano vivía y comía como un cazador. Lógicamente, esta dieta no corresponde exactamente a lo que nuestros antepasados comían, sino que se trata más de seguir un tipo de alimentación mucho más saludable a través de los alimentos que recibimos de la naturaleza, evitando así procesados o precocinados.

¿Qué podemos comer y qué no en este tipo de régimen? 

Entre los alimentos de la dieta paleo que están permitidos podemos incluir la carne roja, los pescados y mariscos, huevos, verduras y frutas. Los aceites, el aguacate, el té o el café y los frutos secos también estarían incluidos en esta dieta pero deben consumirse de manera moderada. Por otro lado, aquellas personas que quieran seguir este estilo de vida Paleo, deben huir de una lista de alimentos que no ayudan a reducir peso ni son saludables al 100%. Aquí hay que evitar los cereales, los productos lácteos, los procesados o en conserva, las verduras ricas en almidón y las bebidas con gas y azúcar.

Desde Tu Biotienda te presentamos un delicioso menú de dieta paleolítica para que puedas probar durante un día cómo alimentarte según esta filosofía paleo: empieza el desayuno con dos piezas de naranja, varias lonchas finas de salmón y nueces. Esto sería suficiente para empezar el día con fuerzas. A la hora de la comida, te animamos a preparar una pechuga de pavo con lechuga o espinacas, aliño con aceite de oliva, almendras y zumo de limón. Finalmente, para cenar, escalope de ternera acompañado de verduras con melón y pipas de girasol.

En definitiva, seguir una dieta paleolítica puede aportar grandes beneficios para la salud. Este estilo alimenticio prioriza el consumo de las proteínas, es fácil de seguir por la gran variedad de productos que hay para escoger, es muy pobre en grasas, rica en glúcidos y es una buena forma de vivir alejado de aquellos alimentos procesados que, a la larga, perjudicarán a la salud.

 

Comentarios

Deje su comentario